EL REGRESO PARTE POR EL CONTROL Y EL AUTOCUIDADO

El retorno de las carreras en mayo está condicionado al cumplimiento del protocolo sanitario enviado al Gobierno por los hipódromos y el Consejo Superior de la Hípica. Porque el control de las jornadas debe ir de la mano con el autocuidado y la fiscalización matinal. Así el Club Hípico de Santiago y el Valparaíso Sporting oficializaron el “Protocolo de Prevención del Coronavirus” que regula la actividad en los cotejos:

1. Sólo podrán ingresar preparadores, cuidadores, capataces, herradores, veterinarios, jinetes y distribuidores de forraje. Queda prohibido el acceso de personas ajenas. Los preparadores velarán por el cumplimiento de las normas. El Club Hípico multará en $ 10.000 al trainer del empleado infractor. El Sporting amonestará en primer caso y prohibirá asados y convivencias en corrales.

2. Todas las puertas de los corrales que den hacia avenida Club Hípico deberán permanecer cerradas. Sólo se permitirá el acceso por puertas Tupper y El Espino a jinetes y cuidadores, quienes deberán usar mascarilla y serán controlados en temperatura. En el Sporting se harán controles en la puerta de Uno Norte.

3. Se prohibirá el ingreso de propietarios y otras personas no esenciales. Serán desalojados del paseo y en caso de ser sorprendidos en un corral, el preparador será multado con 0,5 UF.

4. Se realizarán controles aleatorios de identificación y temperatura adicionales. Además se usarán cámaras de seguridad y fotográficas para fiscalizar a los infractores.

Ahora resta que el Hipódromo Chile y el Club Hípico de Concepción publiquen el protocolo ¿Qué te parecen estas medidas? (📷 Vamos a la Hípica)

 

SIN CARRERAS, PERO LA HÍPICA NO PARA ¡FELIZ DÍA DEL TRABAJO!

 

“Las carreras de caballos, más que un juego y espectáculo, constituyen fuente de trabajo digno para miles de chilenos”. La reflexión pertenece a la revista Subieron Bandera hace 37 años y define a la hípica. Sí, porque es la fuente laboral de más de 30 mil chilenos y no es un juego de azar como algunos legos creen.

Jinetes, cuidadores, preparadores, obreros, criadores, capataces, ponyboys, directivos, herradores, secretarios, distribuidores de forraje, veterinarios y funcionarios trabajan a diario en esta industria dinámica. Jueces, cajeros, paradores, técnicos, auxiliares, comunicadores, vendedores ambulantes, concesionarios, relatores y otros se funden en las eternas jornadas de carreras junto a la loca pasión de propietarios y el frenesí de miles de apostadores. Todos en torno al héroe sin voz de la actividad: el Finasangre.

Las carreras están suspendidas hace un mes y medio por el Covid-19 y los ingresos han bajado drásticamente para miles y miles de hípicos. Sin embargo, el trabajo en los hipódromos sigue firme por las mañanas. Incluso hoy feriado. Porque queremos reaparecer reajustados en dos puntos, ganando esta difícil carrera a mediados de mayo, ¡Feliz día del Trabajo! (🎥 Di Caro)

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author