“MI AMOR POR LOS CABALLOS ES ANORMAL”

María Isabel Lyon, criadora de Haras Santa Isabel, estuvo en los lunes de crianza de #Partieron para repasar la exitosa trayectoria del criadero y recordar a su esposo Manuel Vega (en la foto):

 

“Santa Isabel es el haras más antiguo del país y Geoffrey Bushell fue tío abuelo mío. Mi amor por los caballos es anormal, si hasta los de feria les hago cariño. Ya estaba casada con Manuel Vega cuando partimos con el Haras Geoffrey Bushell, mientras mi tío Adolfo Lyon se quedó con el nombre de Santa Isabel hasta que murió. Prólogo era precioso y fue el anterior triplecoronado de Wolf. El Gomero era feísimo, pero una maravilla de caballo. Se avenía mucho con Sergio Vásquez, quien desde los 800 metros le cantaba tangos. La yegua Shaba vivía con una oveja y hubo marchas cuando fue a Brasil, diciendo “ministra, deje entrar a la Pepa”. Prepo se ganó todo, pero no querían que corriera el Latino. Gracias a Tweed hicimos buenas migas con los peruanos. Dicen que los hijos de Last Best Place corren despaturrados y ojalá todos corrieran como Mcqueen. Necesitaba un potro como Bad Daddy, es bruto pero lo lleno de zanahorias. Lo adquirí al Paso Nevado, un sueño de haras. En los caballos hay bullying y se notan los dominantes. La hípica de hoy no es la que yo viví. Hay seis caballos del mismo dueño y la cosa se desvirtuó. No voy al Club Hípico. Se ha perdido gente que vibra con la hípica”, confesó en #RadioNacional.

 

En tanto su hija María Isabel Vega recordó su niñez: “Lloraba a moco tendido y con cara de odio a quienes compraban en los remates. Mi mamá me enterraba el codo”.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author