“NO QUERÍA QUE MI HIJO FUERA JINETE”

El ex jinete Roberto Pérez Palma estuvo en #Partieron, repasando su dilatada trayectoria y hablando de su hijo jinete, ya de regreso en Chile:

 

“Partí en el Sporting y Delfín López me trajo a Santiago en 1976. Fui primera monta de Álvaro Breque cuando estaba Carlos Rivera. Gané las primeras carreras de El Barril y El Ensayo con Punch a $32. Gané el Nacional con Guardiola con las costillas fracturadas y Juan Cavieres no supo porque corría con María Fumata el Arco de Triunfo. Con Chicle perdí El Derby por V.P., zigzagueando ante Sergio Vásquez con Dorticós. Corrí hasta 1995 en Chile y me fui a Macao. No quería que mi hijo fuera jinete. Él sabe cinco idiomas, pero mi señora firmó la autorización para la Escuela de Jinetes, ganando más de 1.000 carreras en Macao. Veo poca hipica hoy. Antes se trabajaba más temprano y se llegaba con terno. Para el St. Leger los vi con pantalones cortos y poleras musculosas. En Macao si llegas sin corbata, no te dejan entrar. Emeterio Guzmán estuvo en mi casa una semana antes del accidente. En el extranjero se corre con más edad y aquí a los 40 ya son viejos”.
En tanto su hijo Roberto Pérez Sepúlveda confesó a #RadioNacional: “Vi con casco todos los VHS de mi papá. Me olvidé de la hípica hasta que él me pidió que fuera traductor de un jinete. Hubiera sido abogado, pero estuve internado seis días a la semana en la Escuela de Jinetes de Macao. Afuera tengo mi nombre, pero quería demostrar en Chile el jinete que soy”.
Su madre Juana Sepúlveda dijo: “Mi hijo es un trotamundo”.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author